Sin miedo al fracaso

Malogro, resultado adverso de una empresa o negocio. Así es como define la Real Academia Española la palabra fracaso. Y el miedo al fracaso provoca en muchas personas abandono, inactividad e inmovilismo. Pero… ¿Quién no ha fracasado alguna vez? En una relación, en un examen o en una presentación. ¿Estigma o aprendizaje?

Por Neus Tuells, marketing y comunicación corporativa

Tendemos a pensar que las personas con éxito son las más valiosas en nuestra sociedad, las veneramos e idolatramos. Por el contrario, el fracasado no vale nada. Fracasado, ¡qué palabra más dura! Nos pasamos la vida buscando el éxito y evitando el fracaso. Ese temor provoca que dejemos de hacer cosas que deberíamos haber intentado. De los éxitos se puede aprender pero de los fracasos se puede aprender aún más. ¿Te imaginas el mundo si Steve Jobs no hubiese continuado a pesar de sus fracasos? Probablemente sea el ejemplo más típico pero en nuestro entorno está lleno de fracasados que han aprendido de sus errores hasta llegar al éxito.

 

El fracaso no deja de ser algo cultural y probablemente sea una de las causas por las que la cultura emprendedora no está tan arraigada en España. Si miramos más allá de nuestras fronteras y nos fijamos, por ejemplo, en Estados Unidos o Inglaterra veremos que la perspectiva sobre el fracaso es totalmente diferente.  En este último país, Eric Rouviere, emprendedor español en Inglaterra, define la cultura inglesa como más abierta, motivada, activa y variada, y mucho más honesta que en España. En el extremo, en Silicon Valley, Estados Unidos, y cuna de muchas start-up y grandes empresas del sector tecnológico, se extiende el dicho de “Fail fast, fail often”, o dicho de otra manera, “Fracasa rápido, fracasa con frecuencia”, es decir, para llegar al éxito es necesario haber fracasado muchas veces. Algunos lo consideran un consejo absurdo, yo exagerado.  Fracasando tocamos de pies en el suelo pero si caemos siempre en la misma piedra, tal vez sea momento de cambiar de rumbo.

 

Así que si estás dudando si emprender o no por miedo al fracaso recuerda estas palabras del famoso inventor estadounidense Edison: “No he fallado 5 mil veces, sino que he triunfado al determinar 5 mil maneras en las cuales no funcionaba. “


También puedes leer:

"Me gusta crear y definir mi propia vida"


Entrevista a Andrés Tuells


Escribir comentario

Comentarios: 0