No emprendas si ...

Personas hay de muchos tipos. Están los pacientes y los impacientes; los curiosos y los discretos; los seguros, los inseguros, los lanzados y los prudentes; los visionarios y los materialistas; los soñadores y los realistas; los nerviosos, los serenos, los testarudos y los tercos, los flexibles y los transigentes. Pero…. ¿cualquiera de ellos podría emprender un negocio? Definitivamente, no. 

 

 

Por Aprender&Emprender 

Ser emprendedor no es fácil. Al igual que no todo el mundo puede ser cirujano, físico cuántico o presidente de un país, tampoco deberías emprender tu propio negocio y pretender vivir de ello si…

  •   … no tienes tiempo para dedicarle a tu proyecto. Y es que cualquier negocio necesita esfuerzo y dedicación y es difícil dárselo si se quiere seguir trabajando por cuenta ajena. Al final, el día tiene 24h, se tiene una única  cabeza y solo dos manos.
  • … no tienes recursos económicos. Independientemente de si debes solicitar un préstamo o no, los inicios son duros y se tardará un tiempo en poder recuperar la inversión. Por eso es importante tener un colchón económico con el que poder estar “más tranquilo” durante los primeros años.
  •  ...  no tienes formación. Intentar meterse en un sector en el que no se tiene ni formación ni experiencia, es un suicidio premeditado. Antes de emprender en un sector diferente al que te hayas formado, aprende cómo funciona, sus particularidades y peculiaridades.  

 

 

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

¿Has leído ...?


También puedes leer:


Escribir comentario

Comentarios: 0